Medidas para la regeneración democrática y la justicia social

Regeneración democrática - Medidas de Unidas Podemos
  1. Recuperar los 60.000 millones del rescate bancario que los gobiernos del PP y de PSOE han dado por perdidos. Este dinero se recuperará mediante la implementación de un impuesto a las transacciones financieras, una reforma del impuesto de sociedades respecto a la tributación de las grandes corporaciones y de un impuesto específico a la banca

  2. Atrancar las puertas giratorias en la política, en altos cargos de la Administración y en el Poder Judicial. La promesa de ocupar puestos en los consejos de administración de grandes empresas o de beneficiarse de sus altas retribuciones al salir del servicio público dispone contra su pueblo y a favor de unos pocos a personas clave dentro de las instituciones del Estado. Estas personas se llevan consigo información muy valiosa, lo que deja las ventanas abiertas a las peores formas de corrupción y despilfarro. Por eso: - ampliaremos la incompatibilidad a las empresas que cotizan en bolsa, por la heterogeneidad y penetración de sus intereses en las materias de la Administración, - ampliaremos a 5 años la prohibición de pasar al sector privado con el que haya conflicto y - tipificaremos como delito los casos graves de puertas giratorias.

  3. Creación de un Impuesto a las Grandes Fortunas que grave los grandes patrimonios, como parte de la igualación de nuestros ingresos con la media europea. Se recaudará un 1% del PIB de patrimonios superiores a 1 millón de euros, con un tipo del 3,5% a los patrimonios de más de 100 millones de euros.

  4. Garantizar la libertad para morir dignamente. Toda persona que padezca un sufrimiento irreversible debe tener reconocido el derecho y la libertad de poner fin a ese sufrimiento. Para ello, registraremos una ley con todas las garantías necesarias para las personas que deciden poner fin a su vida, así como para los y las profesionales que las asisten.

  5. Eliminación de la exención del IBI de que disfruta la Iglesia. Ver contenido de la medida para no meter la pata

  6. Acabar con la irresponsabilidad del rey e investigar. Al mismo tiempo, trabajaremos en una reforma constitucional para eliminar el privilegio judicial más grave, que es la ausencia de responsabilidad del Rey, establecida en el artículo 56 .3 de la Constitución, así como el hecho de que, en pleno siglo xxi, la justicia se siga administrando bajo la fórmula arcaica de «en nombre del Rey», cuando, en realidad, esta emana del pueblo. Asimismo, pondremos en marcha una comisión de investigación sobre los negocios de la monarquía con el objetivo de determinar si, por ser irresponsable, es una institución idónea para nuestra democracia.

  7. Hacer justicia a nuestra memoria democrática. Somos la excepcionalidad europea en términos de impunidad y de haberle dado la espalda a nuestra historia. Vamos a revertir esto de acuerdo con los principios de los derechos humanos en torno a los ejes de verdad (poder conocer lo ocurrido), justicia (llevar a los responsables ante los tribunales), reparación de las víctimas y no repetición (garantizar que no persisten hoy elementos que siguen causando daño). Para avanzar en este camino, retiraremos las medallas concedidas a Billy el Niño y a otros torturadores del franquismo, modificaremos la Ley de Amnistía para que se puedan juzgar los crímenes de lesa humanidad del fascismo, tal como hace ineludible el derecho internacional —que se incumple ahora en España—, y anularemos los juicios del franquismo. También declararemos nulas las condenas y sanciones de tribunales, jurados y otros órganos penales, administrativos o militares dictadas durante la guerra civil española o la dictadura por motivos políticos, ideológicos, de creencia o de orientación sexual, identidad o expresión de género. Al mismo tiempo, hay que señalar que el régimen franquista no solo fue una maquinaria autoritaria diseñada para la represión, sino que operó también como un mecanismo de saqueo y expolio hacia familias de la jerarquía franquista. Por ello, una de las claves en la reparación es auditar de los bienes expoliados por el franquismo para devolverlos a sus legítimos titulares.

  8. Banca Pública y RedPública, una empresa pública de energía

¿Quieres colaborar en la campaña?

Participa