Medidas contra la precariedad laboral

Acabar con la precaridad laboral - Medidas de Unidas Podemos
  1. Derogación de la reforma laboral de Zapatero de 2010 y de Rajoy de 2012. Es obvia la necesidad de elaborar un nuevo estatuto de los trabajadores adaptado a la realidad laboral, tecnológica y ecológica de 2019 pero el primer paso de este proceso es la derogación de unas reformas laborales que han impedido que la gente recuperara los niveles de bienestar previos a la crisis y que fue escrita al dictado de la Troika y con el beneplácito de la CEOE.

  2. Alcanzar un salario mínimo interprofesional de 1.200 euros en la próxima legislatura. Gracias a la presión de nuestro grupo parlamentario, en 2019 se ha producido la mayor subida del salario mínimo interprofesional (SMI) en décadas, hasta los 900 euros mensuales. A partir de aquí, el objetivo debe ser llegar inmediatamente a los 1000 euros y asegurar que esta cuantía se actualiza al nivel establecido en la Carta Social Europea en una legislatura: que el SMI sea, al menos, el 60 % del salario medio.

  3. Atacar la temporalidad dejando un único contrato temporal con causas estrictas: aumentos imprevistos de la producción (no por campañas ni estacionales) y sustituciones por bajas. Además los contratos temporales tendrán una duración mínima de 1 mes y máxima de 6 meses

  4. Ingreso Básico Garantizado. Garantizaremos por ley que nadie se quede sin unos ingresos básicos garantizados, con independencia de su suerte con el empleo o de su pensión, a través de unos ingresos garantizados de 600€ al mes por adulto, que se incrementará en función del número de miembros del hogar hasta los 1.200€. Se complementará con una prestación para el cuidado de niños, niñas y adolescentes que llegará a los 1.200€/año de manera universal al final de la legislatura y a los 2.000€/año para situaciones de pobreza severa Como esta prestación es compatible con trabajos mal pagados, para este público hay que señalar que es compatible, de manera que si cobras 500 euros al mes, se considerará que cobras 325 (se aplica un coeficiente del 0,35 para el cómputo) y hasta 600 euros se complementará con la renta, de forma que recibirás una renta de 275 euros y tus ingresos mensuales aumentarán a 775 euros

  5. Acabar con el fraude de las horas extras. En España se hacen una enorme cantidad de horas extras, muchas de ellas impagadas y que, además, desequilibran cualquier organización corresponsable entre los tiempos de trabajo y de vida. Por eso, será obligatorio que las empresas registren las horas extras y que las paguen, de manera que los trabajadores y las trabajadoras puedan tener un acceso a estos datos y se garantice que se pagan. En particular, en empleos a tiempo parcial, será extraordinaria cualquier hora por encima del tiempo del contrato, y, por supuesto, se pagará como tal.

  6. Fin del fraude de las y los falsos autónomos. Se conocen cada vez más casos, como los que aparecen en las recientes sentencias contra Deliveroo, en los que grandes empresas tienen bajo su dirección a trabajadores y trabajadoras que, sin embargo, tienen que pagarse sus cuotas. Se estima que ya hay 225.000 personas en esta situación. Como esto perjudica a los derechos de esas personas y priva de unos 600 millones al año a la Seguridad Social de todos y de todas, hay que darle la vuelta a esta situación. Se presumirá que existe una relación laboral por cuenta ajena cuando la persona autónoma tenga una única vía de ingresos relevante. Al mismo tiempo, protegeremos a quien sufre el fraude —es decir, a la o el falso autónomo— y obligaremos a la empresa a incorporar a esa persona con un contrato indefinido y a abonar su afiliación a la Seguridad Social, así como otros derechos que hubiera generado si, desde el inicio de su relación laboral, hubiera estado contratada de manera legal. Además, iniciaremos una intensa campaña de inspecciones de trabajo, organizada a partir de las denuncias recibidas, con un régimen sancionador a la altura del fraude.

¿Quieres colaborar en la campaña?

Participa